Tipos de violencia en las relaciones sexuales

En este breve y sencillo artículo, nuestro abogado penalista Álvaro Escudero te explica qué tipos de violencia se pueden dar en las relaciones sexuales.

Qué es la violencia.

En el ámbito sexual, la violencia es aquella conducta ejercida sobre la víctima orientada forzar una relación que no se desea.

No importa si la intensidad de esa violencia es mayor o menor, basta con que exista mínimamente y que se consiga el objetivo de mantener la relación.

Tipos de violencia en las relaciones sexuales

Tipos de violencia en las relaciones sexuales.

La violencia que ejerce un supuesto violador puede ser física, mediante agresión; o psicológica, también llamada intimidación. En cualquiera de los dos casos, el efecto y el objetivo es el mismo.

El concepto de violencia física es más fácil y sencillo de comprender. Sin embargo, el concepto de intimidación tiene más interpretaciones, en las cuales ahondaremos en este artículo más adelante, para que puedas comprenderlo completamente.

¿Qué tipo de violencia sexual es más habitual?

En la práctica, en los delitos sexuales, suele darse mucho más a menudo la intimidación. La violencia física suele aplicarse en menos ocasiones. ¿Por qué? Al terminar de leer este artículo, lo entenderás.

Tipos de violencia en las relaciones sexuales: ¿qué se considera intimidación?

La intimidación es un concepto realmente complejo de entender. Trataré de explicártelo de la forma más sencilla posible.

Además, los tribunales, en los últimos tiempos, han ampliado el alcance de la intimidación. Es decir, hay más conductas que pueden considerarse como tal.

Casos como el de La manada han puesto de manifiesto que existían y existen muchas discrepancias entre juristas sobre qué abarca la intimidación.

Un ejemplo: el caso de La manada.

El famoso caso de La manada, en el que los agresores no emplearon violencia física pero sí actuaron en grupo, es un claro ejemplo de la ampliación del concepto de intimidación.

Los jueces han considerado que, dadas todas las circunstancias, el hecho de actuar en grupo intimidó a la víctima, anulando su voluntad y evitando que pudiese negarse a mantener las relaciones. Además, añade la sentencia, no se puede exigir a la víctima «una actitud heroica» para evitar la agresión.

En este caso, hubo mucha controversia sobre la intimidación. Es más, la primera sentencia dictaminó que existió abuso sexual, al no apreciar esa intimidación. Fue tras el recurso cuando se modificó la sentencia para incluir esa intimidación y, por tanto, condenar por agresión sexual en lugar de abuso.

Tipos de violencia en las relaciones sexuales: violencia física.

En menos ocasiones, per a veces ocurre, el agresor o agresora utiliza violencia física para cometer la violación. En cualquier caso, la consecuencia jurídica será la misma: se considerará agresión sexual. Eso sí, si la violencia empleada genera lesiones, también se acusará de uno o varios delitos de lesiones, lo cual podrá incrementar la condena.

La violencia física puede ir desde agarrar a la otra persona para evitar que se defienda hasta agredirle de forma mucho más contundente, con golpes. En ocasiones, incluso, una víctima puede quedar inconsciente antes de culminarse la violación.

¿Existen las denuncias falsas de violación o agresión sexual?

Por supuesto. Al igual que no podemos negar que, por desgracia, existen las violaciones; tampoco podemos hacerlo con las denuncias falsas.

Existen diferentes motivaciones para que una persona pueda poner una denuncia falsa por violación o agresión sexual. Las más habituales, en la práctica, suelen ser:

  • Justificar una infidelidad.
  • Venganza u odio.
  • Conseguir la custodia de un hijo o hija, denunciando agresión sexual al propio menor.

El relato políticamente correcto, negará que existen, al igual que ocurre con las denuncias falsas en violencia de género.

¿Qué hacer si me han puesto una denuncia falsa de violación?

En el caso de que hayas sufrido una denuncia falsa de violación, es importante que alijas para tu defensa a un abogado de tu plena confianza y que esté habituado a defender este tipo de delitos.

Por otro lado, es importante que te mentalices de que vas a sufrir las consecuencias de una denuncia falsa, las cuales puedes leer pinchando aquí. El proceso judicial que vas a vivir no va a ser agradable ni fácil, pues posiblemente todo el mundo esté en tu contra y te traten como culpable desde el inicio, con independencia de que lo seas o no.

¿Qué hacer si he sufrido una violación?

En el caso de que hayas sufrido una violación, es especialmente importante acudir al médico cuanto antes. Mediante un examen, los médicos pueden determinar las consecuencias físicas de la agresión, lo cual ayudará a acreditar que la misma ha existido. Posteriormente, también te examinará el médico forense del juzgado.

Por otro lado, es muy importante que nombres un abogado penalista de confianza en el procedimiento judicial para ejercer la acusación particular, y no lo dejes exclusivamente en manos de la fiscalía.

¿Cómo es un juicio por delito sexual?

Si quieres saber cómo es un juicio por abusos o agresión sexual, pincha aquí.

¿Cómo podemos ayudarte?

Desde el Departamento de violencia de género de Expert abogados, podemos ayudarte en el caso de que hayas sufrido una denuncia de abuso o agresión sexual.

Mi nombre es Álvaro Escudero y soy abogado experto en Derecho penal y especialista en delitos de malos tratos.

Contactar con Álvaro aquí:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*
Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.