Negligencias médicas en el parto más comunes

negligencia en el parto más comunes

Negligencias médicas en el parto más comunes

Hay negligencia médica, en términos generales, cuando un profesional médico no actúa conforme al conjunto de prácticas médicas aceptadas para el ejercicio de la profesión, conocidas éstas como lex artis médica, y, a consecuencia de ello, se causa alguna lesión al paciente. En el presente artículo nos centramos en las negligencias médicas en el parto más comunes.

En todo caso, para que exista negligencia médica tiene que haber un nexo de causalidad, esto es, relación, entre el daño producido y la actuación del profesional sanitario contraria a la lex artis.

Las negligencias médicas en el parto, como bien indica el propio título, son aquellas que se producen bien en el momento del parto o bien días/horas previas al parto cuyas consecuencias se conocen en el momento de nacimiento del bebé.

¿Cuáles son las negligencias en el parto más comunes?

Si bien es cierto que ningún caso es idéntico, sí hay negligencias que se repiten más a menudo. Y, sobre ello, es de lo que hablaremos en el presente artículo.

  1. Sufrimiento fetal por falta de oxígeno. La falta de oxígeno al bebé puede dar lugar a multitud de consecuencias y enfermedades, llegándose a producir incluso el fallecimiento del bebé si no se actúa con rapidez por parte de los profesionales sanitarios.
    Entre las consecuencias más frecuentes encontramos las siguientes: parálisis cerebral, convulsiones o retraso psicomotor.
  2. Distocia de hombros. Esto ocurre cuando uno o ambos hombros del bebé quedan atascados dentro de la pelvis de la madre durante el trabajo de parto. La distocia de hombros puede dar lugar a fracturas en clavícula y brazo, debilidad o parálisis en brazo y/o hombro o, incluso, falta de oxígeno y, en consecuencia, lesión cerebral.
  3. Retraso en el diagnóstico de rotura de membranas. La ruptura prematura de bolsa implica que la membrana amniótica que rodea al bebé se rompe antes de las 37 semanas de embarazo, de modo que si no se diagnostica a tiempo, pueden ocasionarse serios problemas, incluso el fallecimiento del bebé.
  4. Maniobra de Kristeller. Esta maniobra está desaconsejada por la OMS y el Ministerio de Sanidad y consiste en empujar al feto mediante el uso de brazos, puños o antebrazos a través del vientre de la madre. Puede provocar daños tanto a la madre como al bebé.
  5. Rotura uterina. Se produce cuando se rompe el útero materno durante el parto.
  6. Síndrome de cola de caballo u otros riesgos provocados por la anestesia. Con motivo de la epidural pueden ocasionarse daños graves a la madre, afectando a la incontinencia fecal o al aparato motor.

Este es únicamente un listado de cuáles pueden ser las negligencias médicas más frecuente. No obstante, como he mencionado anteriormente, cada caso es único, motivo por el cual si crees que has sido víctima de una negligencia médica que ha provocado un daño a la madre o al bebé, no dudes en contactar con un abogado especialista en derecho sanitario y negligencias médicas.

¿Se puede solicitar una indemnización en caso de negligencia médica en el parto?

Efectivamente. Como consecuencia de una negligencia médica, los afectados directamente o, en determinados casos, sus familiares, tienen derecho a solicitar una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

Son muy amplios los conceptos a tener en cuenta a la hora de calcular la indemnización, por lo que si accedes a este enlace conocerás cuáles son los parámetros generales y también quién puede solicitar la indemnización. 

El importe a reclamar se actualiza legalmente cada año, por lo que para los hechos ocurridos en 2021 se evaluará según las tablas comentadas aquí.

Indemnización negligencia médica

Procedimiento para reclamar negligencia médica en el parto

El procedimiento a seguir para reclamar una negligencia médica varía en función de si la actuación negligente ha tenido lugar en un hospital público o en hospital privado.

  • Negligencia médica en hospital público. En este caso, es necesario presentar, en primer lugar, una reclamación por responsabilidad administrativa ante el Servicio de Salud de tu Comunidad Autónoma.

Si aceptan la reclamación, aquí terminarán los trámites, ya que la administración responsable admitirá la culpa y concederá todo o parte de la indemnización solicitada.

Si no la aceptan, o si lo hacen pero no concediendo todo lo solicitado, podemos presentar un recurso ante los Juzgados, iniciándose así el procedimiento judicial.

Otra opción a la hora de demandar una negligencia médica en hospital público es mediante la interposición de una demanda frente a la compañía aseguradora de la Administración.

Pulsando en este enlace leerás más información sobre cómo demandar en hospital público por negligencia médica.

  • Negligencia médica en hospital privado. En este caso, primero de todo se enviará una reclamación extrajudicial ante el hospital, el médico o su aseguradora (en función del caso concreto) para tratar de solucionar el caso por la vía amistosa.

Si no responden o responden desestimando o no concediendo lo solicitado, el siguiente paso será presentar una demanda ante los Juzgados, iniciándose así el procedimiento judicial.

En este enlace accederás a un contenido más extenso sobre la posibilidad de demandar negligencia médica en hospital privado.

Además de lo expuesto también se pueden iniciar acciones penales contra un profesional o contra varios. En este caso, el proceso se iniciaría con la  presentación de una denuncia o de una querella, siguiéndose los trámites del proceso penal. Aquí encontrarás más información.

¿Qué documentación necesito para reclamar una negligencia médica en el parto?

Si creemos que somos víctimas de una negligencia médica en el parto, el primer paso que hay que dar para poder recibir un correcto asesoramiento es solicitar la historia clínica completa.

En este enlace encontrarás más información sobre la documentación necesaria para demandar una negligencia médica.

No es infrecuente que los hospitales hagan una entrega incompleta de la historia clínica toda vez que no hacen entrega de la documentación necesaria que permita conocer datos sobre el parto y el nacimiento. Por lo tanto, los documentos necesarios para conocer si ha habido una negligencia médica en el parto, y que tienen que solicitarse expresamente son los siguientes:

  • Partograma. En el mismo se recoge datos del parto, esto es, las contracciones, la dilatación, la la frecuencia cardíaca fetal, etc.
  • Gráfica de monitorización fetal. Se encarga de recopilar los latidos del bebé y la actividad uterina de la madre, registrándose los movimientos fetales. Es indicador del bienestar fetal o pérdida del mismo.
  • Registro tococardiográfico. Es el estudio que permite evaluar el estado de salud fetal a través de la frecuencia cardíaca, motilidad fetal y actividad uterina.
  • Ph fetal. Es una muestra de sangre que permite conocer si hay pérdida en el bienestar fetal.
  • Informe de quirófano.

negligencia medica en parto

Plazo para reclamar una negligencia médica

El plazo para reclamar es distinto si la negligencia médica ha tenido lugar en hospital público o en hospital privado.

  • Negligencia médica en hospital privado. El plazo máximo es de 1 año ó 5 años, en función del caso concreto, desde estabilización o curación de las secuelas, o bien desde el fallecimiento.
  • Negligencia médica en hospital público. El plazo máximo es de 1 año desde la estabilización o curación de las lesiones o bien desde el fallecimiento.

De todas formas, pulsando en este enlace podrás encontrar más información sobre los plazos para iniciar acciones legales por negligencia médica.

En todo caso, es recomendable que un abogado revise el caso para que te pueda indicar si estás en tiempo o no para iniciar la correspondiente reclamación, toda vez que en caso de fallecimiento el plazo es muy claro (1 año) pero en el caso de que haya lesiones el inicio en el cómputo es más complejo, de modo que cada asunto tiene que estudiarse detenidamente.

¿Qué hacer si soy víctima de negligencia médica en el parto?

Si consideras que tu situación encaja en una de las negligencias médicas en el parto más comunes descritas a lo largo del presente artículo, o que podría encajar en una actuación negligente por parte de los profesionales sanitarios que te han atendido, no dejes pasar la oportunidad de reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que te han ocasionado.

Ponte en contacto con un abogado especialista en negligencias médicas para que estudie tu asunto detalladamente, junto con un perito médico, y te indique tanto las posibilidades de actuación como la viabilidad para iniciar una reclamación por daños y perjuicios.

No olvides que los plazos son muy breves y que, transcurrido el mismo, aunque se confirme la existencia de negligencia médica ya no se podrá reclamar una indemnización ni exigir responsabilidades a los profesionales sanitarios.

Desde el departamento de Derecho Sanitario de Expert Abogados podemos ayudarte en tu asunto y reclamar la indemnización por daños y perjuicios ocasionados que te corresponda.

Mi nombre es Marina Alaminos y soy abogada especializada en negligencias médicas.

Contactar ahora con Marina aquí:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*
Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *