Abogados de desahucio de inquilinos en Dos Hermanas

Hace unos días actuamos como abogados de desahucio de inquilinos en Dos Hermanas.

Tenía un juicio de desahucio por impago de alquiler.

Si ya me conoces sabrás que los desahucios de inquilinos son la única especialidad que trabajo. Es decir, soy abogado especialista en desahucio de inquilinos (y nada más).

Voy a contarte cómo fue el proceso de desahucio y cómo fue el juicio en Dos Hermanas.

La demanda de desahucio en Dos Hermanas

Esta fue una de esas ocasiones en las que el propietario contactó conmigo muy tarde. Demasiado tarde.

De hecho, le debían prácticamente 3.500 euros cuando me llamó por teléfono.

Cada mensualidad era de 500 euros, así que el inquilino ya le debía siete mensualidades.

En esta ocasión no pude poner la demanda el mismo día que el propietario me contactó, porque había muchos pagos «salpicados» por parte del inquilino, y había que hacer bastantes números antes de presentar la demanda.

Así que puse la demanda de desahucio dos días después de que el propietario me contactase.

El decreto de admisión

Lo primero que hace el juzgado después de poner la demanda es admitirla a trámite.

Para ello emite un documento, que se llama «decreto de admisión».

En esta ocasión se emitió 42 días después de presentar la demanda (normalmente tarda unos 30 días).

En ese documento es donde ya aparecen las fechas importantes del proceso, es decir, tanto la fecha del juicio como la del desahucio.

Hay que reseñar que a los pocos días de recibir el inquilino la demanda devolvió las llaves.

Por tanto, continuamos con el proceso pero solo en cuanto a la reclamación de la deuda.

La notificación del decreto de admisión

Una vez que el juzgado emite el decreto de admisión, hay que notificárselo tanto al propietario como al inquilino.

Por lo que respecta al propietario, no hay problema, ya que el propio juzgado lo notifica al procurador por internet, y el procurador me lo notifica a mí (también por internet). Así que al propietario se le notifica el decreto de admisión de inmediato.

Pero respecto al inquilino, sí que puede llegar a tardar más.

De hecho, la notificación al inquilino del decreto de admisión y de la demanda es uno de los trámites que más tarda, y lo que más suele retrasar el proceso de desahucio.

Por ese motivo, yo siempre tengo la costumbre de no dejar la notificación de la demanda en manos del juzgado, porque tardan muchísimo.

Lo que hago es que le encargo al procurador/a que haga él/ella la notificación en la propia vivienda arrendada, y así conseguimos reducir la duración de proceso un mes o más, ya que el procurador hace la notificación en menos de una semana, en tanto que el juzgado puede llegar a tardar hasta dos meses en hacerla.

El inquilino se opuso a la demanda

Una vez que se notificó la demanda al inquilino, éste se opuso a la demanda.

En concreto dijo que no adeudaba nada de los 3.500 euros reclamados y aportó recibos de haber pagado todas las mensualidades reclamadas.

Y no le faltaba razón. Era cierto que había pagado toda la deuda, pero lo que no dijo en su escrito de contestación a la demanda es que desde que hizo el último pago habían transcurrido otros seis meses más, y no había pagado absolutamente nada de esos últimos seis meses, por lo que la deuda se había ido otra vez hasta los 3.000 euros.

Así que como se opuso a la demanda, había que ir a juicio a Dos Hermanas (te recuerdo que si el inquilino se opone a la demanda hay juicio, y si no se opone no hay juicio y directamente te dan la razón).

El juicio de desahucio en Dos Hermanas

En esta ocasión pasó como pasa en bastantes ocasiones, es decir, que el abogado contrario propuso un acuerdo antes de entrar al juicio.

En concreto, como había una deuda de 3.000 euros, me propuso homologar judicialmente un acuerdo por el que reconocía adeudar 3.000 euros menos los 500 euros de fianza que en su día entregó, es decir, reconocía adeudar 2.500 euros.

Al propietario le pareció razonable, por lo que empezó el juicio y comunicamos al juez el acuerdo al que habíamos llegado.

La sentencia de desahucio

Aún no he recibido la sentencia, pero en esta ocasión no va a haber incertidumbre sobre el resultado del juicio, ya que la sentencia va a recoger el acuerdo al que llegamos las partes.

Por tanto, se va a condenar al inquilino a pagar 2.500 euros al propietario.

Y en caso de que no pague, el propietario podrá interponer una demanda ejecutiva para embargar al inquilino.

En cuanto a las costas del proceso (lo que se ha gastado el propietario en abogado y procurador) no se va a condenar al inquilino a pagarlas porque así se acordó. Pero es que aunque se le hubiera condenado a pagarlas, no tendría que pagarlas porque el inquilino estuvo pleiteando con justicia gratuita, y los beneficiarios de justicia gratuita están exentos de tener que pagar las costas judiciales.

El lanzamiento

En esta ocasión no va a haber lanzamiento (desalojo), dado que el inquilino ya devolvió las llaves al propietario.

Base legal para poner la demanda

Esta demanda, como cualquier otra de desahucio por impago de alquiler, está puesta en base al artículo 27 de la ley de arrendamientos urbanos., que es el que permite solicitar el desahucio cuando el inquilino no paga.

Desde el departamento de desahucios de inquilinos de Expert Abogados podemos ayudarte en tu asunto y ayudarte a recuperar tu vivienda o local en el menor tiempo posible, gracias a nuestra especialización.

Mi nombre es Eduardo Fernández-Fígares y soy abogado especializado en desahucios de inquilinos.

Contactar ahora con Eduardo aquí:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*
Leer Política de Privacidad antes de aceptar*
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *