Negligencia Médica en el Embarazo

negligencia medica en el embarazo

Negligencia médica en el embarazo: qué es y cuáles son las consecuencias

En términos generales, estamos ante una negligencia médica cuando un profesional médico no actúa conforme al conjunto de prácticas médicas aceptadas para el ejercicio de la profesión, conocidas éstas como lex artis médica, y, a consecuencia de ello, se causa alguna lesión al paciente. Para que exista negligencia médica en el embarazo tiene que haber un nexo de causalidad, esto es, relación, entre el daño producido y la actuación del profesional sanitario contraria a la lex artis.

La negligencia médica en el embarazo se da cuando hay una actuación negligente por parte del médico durante el embarazo, no conociéndose el alcance de la misma, en algunas ocasiones, hasta el momento del parto o el nacimiento del bebé.

El nacimiento de un bebé es uno de los momentos más esperados por los padres y familiares.

No obstante, una negligencia médica durante el embarazo puede truncar este idílico momento y hacer que el nacimiento del bebé se convierta en uno de los peores momentos de nuestras vidas, causando graves consecuencias tanto para los familiares como para el bebé.

¿Cuándo hay una negligencia médica durante el embarazo?

Si bien tenemos que estar a cada caso en concreto y son múltiples las causas que pueden dar lugar a una negligencia médica durante el embarazo, dos son los casos más comunes y que exponemos en el presente artículo:

(1) error en el diagnóstico de malformaciones fetales y (2) deficiente realización de amniocentesis.

Error en el diagnóstico de malformaciones fetales

Son varias las ecografías que se realizan para comprobar que el desarrollo del bebé es adecuado, que no sufra ninguna malformación o enfermedad visible con las pruebas radiológicas.

Puede ocurrir que haya un error en el diagnóstico y que el mismo se conozca o bien de forma tardía a lo largo del embarazo, esto es, dentro del tercer trimestre, cuando no se puede interrumpir legalmente el embarazo de forma voluntaria, o bien en el momento del parto.

¿Por qué hay una negligencia médica en estos casos?

La respuesta es porque, principalmente, se está privando a los padres al derecho a decidir sobre si continuar o no con el embarazo de un bebé con malformaciones fetales.

Amniocentesis

negligencia en el embarazo

La deficiente realización de amniocentesis, o la ausencia de práctica de la misma cuando es necesaria, da lugar a una negligencia médica durante el embarazo.

La práctica negligente en la realización de la amniocentesis puede causar graves lesiones tanto a la madre como al bebé, pudiéndose llegar incluso al fallecimiento.

La ausencia de amniocentesis cuando la misma era necesaria también es una actuación negligente cuando mediante la misma se podía haber observado la existencia de malformaciones o enfermedades fetales, toda vez que se priva a la familia a decidir sobre si continuar o no con el embarazo.

¿Qué documentos tengo que solicitar?

Si creemos que somos víctimas de una negligencia médica en el parto, el primer paso que hay que dar para poder recibir un correcto asesoramiento es solicitar la historia clínica completa.

Expresamente, a pesar de que tienen que entregarse con la historia clínica, podemos solicitar los siguientes documentos:

  • Ecografías. Solicitar todas las ecografías realizadas a lo largo del parto, tanto los informes escritos como la prueba en imagen.
  • Documentación relativa a la práctica de amniocentesis.

¿Qué hacer si he sufrido una negligencia médica?

Si consideras que tu situación encaja en una de las descritas a lo largo del presente artículo, o que podría encajar en una actuación negligente por parte de los profesionales sanitarios que te han atendido a lo largo del embarazo, no dejes pasar la oportunidad de reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que te han ocasionado, a ti (o a tu familiar) y a tu bebé, según el caso en concreto.

Ponte en contacto con un abogado especialista en negligencias médicas para que estudie tu asunto detalladamente, junto con un perito médico, y te indique tanto las posibilidades de actuación como la viabilidad para iniciar una reclamación por daños y perjuicios.

No dejes pasar el daño que te han causado a ti, a tu bebé y a tus familiares.

No olvides que los plazos son muy breves y que, transcurrido el plazo, aunque se confirme la existencia de negligencia médica durante el embarazo ya no se podrá reclamar una indemnización ni exigir responsabilidades a los profesionales sanitarios.

Desde el departamento de Derecho Sanitario de Expert Abogados podemos ayudarte en tu asunto y reclamar la indemnización por daños y perjuicios ocasionados que te corresponda.

Mi nombre es Marina Alaminos y soy abogada especializada en negligencias médicas.

Contactar ahora con Marina aquí:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*
Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *