Transgresión de la buena fe como despido disciplinario

Transgresión de la buena fe como despido disciplinario

La transgresión de la buena fe como despido disciplinario tiene como base el artículo  54. 2. d) del Estatuto de los Trabajadores el cual establece que es un incumplimiento contractual «La transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo.»

Dentro de los despidos disciplinarios uno de los más utilizados por parte de las empresas , ademas de las sanciones, es la transgresión de la buena fe contractual .

¿Qué es la transgresión de la buena fe?

No existe una definición legal ni de la buena fe, ni de lo que llega a suponer la transgresión de la buena fe, por lo que estaremos ante un despido eminentemente basado en la prueba del caso concreto.

La jurisprudencia ha venido indicado que la transgresión de la buena fe es la pérdida de confianza derivada de un comportamiento intencionado del trabajador que incumple sus obligaciones laborales o intenta engañar a la empresa.

Por lo tanto no es únicamente el cumplimiento del deber del trabajador de fidelidad para con una empresa , si no la actuación del trabajador para no cumplir las obligaciones de diligencia y lealtad acorde a la empresa o una actuación de manera desleal o con manifiesto abuso de confianza con empresa, compañeros o clientes

Ha de suponer un desprestigio y deterioro de la imagen de la empleadora, aunque no es necesario que exista un perjuicio real o económico para la empresa.

¿Cuales pueden ser casos de transgresión de la buena fe?

Tal y como hemos indicado al no existir una definición legal, estaremos al caso concreto y en ese sentido nos permitimos hacer un listado de algunas de las actuaciones de los trabajadores que pueden ser consideradas como transgresión de la buena fe contractual las cuales pueden ser consideradas como despido  procedente:

  • El robo
  • Las amenazas vertidas en un blog o redes sociales contra un directivo de la empresa
  • La competencia desleal del trabajador con la empresa, ( realizar , un trabajo ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia y que compite directamente con la empresa y sin consentimiento de esta )
  • Obtener beneficios particulares de manera fraudulenta, por ejemplo con la apropiación de materiales o de  dinero
  • Abuso de poder, entendiendo como disponer de materiales ajenos o ejercer funciones ajenas, o defraudar contablemente, o desviar clientes, en beneficio  propio o de terceros todo ello sin el consentimiento de la empresa,
  • Realización de trabajos estando en situación de I.T. siempre que se dilate o impida la curación .
  • La falsedad en la obtención de permisos o licencias .
  • Actuaciones como coacciones o amenazas a compañeros que no han secundado una huelga , o causar daños a las instalaciones de la empresa. ( los denominados «piquetes informativos» )
  • Falsear alguna acreditación referente a la titulaciónformación o capacidades fundamentales para el puesto de trabajo.

¿Es suficiente la transgresión de la buena fe como despido disciplinario?

Rotundamente SÍ , siempre y cuando quede suficientemente acreditada la comisión de la actuación del trabajador, como su prueba, que siempre es lo fundamental, no sólo lo que se hace, si no si se puede demostrar.

La transgresión de la buena fe como despido disciplinario es un recurso que ha de saber utilizarse y no aventurarse en su empleo.

¿Cómo es el despido por transgresión de la buena fe?

El despido por transgresión de la buena fe, al ser un despido disciplinario ha de ser por escrito siempre, y básicamente ha de acreditar, con todo detalle que sea posible la actuación que merece el despido.

Esto no significa que se deban de incluir en la carta de despido todas las pruebas en las que se base dicho despido, pero nunca está de más mostrar algunas de las pruebas , en el deseo de poder evitar el procedimiento judicial.

Por otra parte, es fundamental el momento de la comunicación del despido al empleado. En este sentido, siempre que se afronte ese momento con claridad, transparencia, empatía y ecuanimidad, se podrá igualmente evitar la demanda.

En cualquier caso, si finalmente el empleado acude al Juzgado, habrá que desplegar todas las armas probatorias para poder acreditar el despido por transgresión de la buena fe, caso contrario, se corre el riesgo de tener que abonar una cuantiosa indemnización.

 

Desde el departamento de Derecho Laboral (despidos) de Expert Abogados podemos ayudarte en tu asunto y defender tus derechos ante la incertidumbre de tener que recurrir a la figura del despido.

Mi nombre es  Antonio Silva y soy abogado especializado en derecho laboral y despidos.

Contactar ahora con Antonio aquí:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*
Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *