Sufrimiento fetal durante el parto

sufrimiento fetal en el parto

Negligencia médica: sufrimiento fetal durante el parto

En un artículo anterior ya estuvimos hablando de las negligencias médicas en el parto de forma general, al que puedes acceder pulsando aquí. En el presente artículo nos centraremos exclusivamente en el sufrimiento fetal durante el parto, el cual puede ser debido a una negligencia médica en el parto.

El sufrimiento fetal es el nombre que reciben un conjunto de complicaciones durante el parto relacionadas con la insuficiencia de oxígeno y nutrientes para el bebé.

Podemos diferenciar dos tipos de sufrimiento fetal:

  1. Sufrimiento fetal agudo. Esta especialidad se da durante el parto e implica que hay que provocar el parto lo antes posible, de lo contrario, las consecuencias puede ser muy graves.
  2. Sufrimiento fetal crónico. Este tiene lugar durante el embarazo, por lo que tiene que adelantarse cuanto antes del parto.

Si los médicos no actúan adecuadamente antes estas complicaciones, puede entrar en juego una negligencia médica hecho que da lugar a una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

¿Hay signos que indiquen la existencia de sufrimiento fetal?

La respuesta a esta pregunta es que sí. Son diversas las señales que acontecen durante el embarazo o en los momentos previos y/o durante el parto que indican la existencia de sufrimiento fetal.

Principalmente, podemos destacar los siguientes:

  • Sangrado vaginal

A pesar de que pequeñas cantidades de sangrado son comunes durante el embarazo, un contundente o continuo sangrado vaginal puede ser indicativo de que el embarazo no evoluciona correctamente.

En este caso, el médico tiene que realizar una evaluación adecuada y asegurar que el bebé está recibiendo el oxígeno que necesita. Si no hace las pruebas oportunas, y hay un sufrimiento fetal con graves consecuencias, el médico está incurriendo en una negligencia médica.

  • Disminución del movimiento fetal en el vientre

La disminución o el cese del movimiento del bebé dentro del vientre puede ser indicativo de que algo no va bien en el embarazo, motivo por el cual debe ponerse en conocimiento del médico de inmediato.

Si ello no se detecta con la rapidez que debería, puede dar lugar a consecuencias muy graves.

  • Alta presión arterial

La presión arterial de las embarazadas tiene que controlarse de forma exhaustiva puesto que, en caso de alta presión arterial puede suceder que no llegue suficiente oxígeno al bebé, dando lugar así a lo que conocemos como sufrimiento fetal.

Si la presión arterial de la mamá no se controla o se controla inadecuadamente pueden darse consecuencias negativas al bebé que derivan de una negligencia médica.

  • Presencia de sustancias anormales en el líquido amniótico

Si no se detecta la presencia de sustancias anormales en el líquido amniótico o una vez detectadas no se actúa en consecuencia, el profesional sanitario puede incurrir en una negligencia médica.

A modo ejemplificativo, se han indicado una serie de signos que indican la existencia de sufrimiento fetal, por lo que si no son controlados por parte del médico, pueden causar daños irreparables tanto a la madre como al bebé, y la actuación del médico puede ser contraria a la lex artis.

Por norma general, los profesionales, ante indicios de sufrimiento fetal, tienen que actuar con rapidez, indicando los protocolos que tiene que practicarse cesárea en un plazo máximo de 30 minutos.

¿Se puede reclamar una indemnización en caso de negligencia médica por sufrimiento fetal?

sufrimiento fetal parto

Siempre que pueda demostrarse que un resultado médico no deseado en el campo de la medicina es consecuencia de una negligencia médica por parte del profesional sanitario, las personas afectadas tienen derecho a una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

En la indemnización por negligencia médica durante el parto, derivada de sufrimiento fetal, no se tienen en cuenta únicamente los daños causados a la madre y/o al bebé, sino también se reclaman, además, los gastos futuros a los que tendrá que hacer frente la familia derivados del cuidado de su bebé.

¿Qué hacer si he sufrido una negligencia médica?

Si consideras que tu situación encaja en una de las descritas a lo largo del presente artículo, o que podría encajar en una actuación negligente por parte de los profesionales sanitarios que te han atendido, no dejes pasar la oportunidad de reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que te han ocasionado, a ti (o a tu familiar) y a tu bebé, según el caso en concreto.

Ponte en contacto con un abogado especialista en negligencias médicas para que estudie tu asunto detalladamente, junto con un perito médico, y te indique tanto las posibilidades de actuación como la viabilidad para iniciar una reclamación por daños y perjuicios.

No dejes pasar el daño que te han causado a ti, a tu bebé y a tus familiares.

No olvides que los plazos son muy breves y que, transcurrido el plazo, aunque se confirme la existencia de negligencia médica ya no se podrá reclamar una indemnización ni exigir responsabilidades a los profesionales sanitarios.

Desde el departamento de Derecho Sanitario de Expert Abogados podemos ayudarte en tu asunto y reclamar la indemnización por daños y perjuicios ocasionados que te corresponda.

Mi nombre es Marina Alaminos y soy abogada especializada en negligencias médicas.

Contactar ahora con Marina aquí:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*
Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *