Negligencia médica por epidural durante el parto

negligencia médica por epidural

Negligencia médica por epidural durante el parto

La epidural es la anestesia que tiene como objetivo principal aliviar el dolor en el parto. Si bien es cierto que es una práctica común en el parto y la mayoría de mujeres lo solicitan, hay ocasiones en la que se produce una negligencia médica por epidural durante el parto como te contaremos a lo largo del presente artículo.

Además, si te has visto afectada por algo similar, también se indicará cómo proceder para reclamar la indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

¿Cuándo hay negligencia médica por epidural durante el parto?

A pesar de que la epidural tiene como finalidad principal suavizar los dolores en el parto, una incorrecta administración puede dar lugar a graves consecuencias para la mujer.

La incorrecta administración de epidural durante el parto engloba diversas variantes, entre las que podemos destacar, por ser las más frecuentes y que son consecuencia de una negligencia médica, las siguientes:

  • Anestesia epidural mal suministrada, esto es, cuando no se inyecta en el lugar adecuado para ello.
  • Aplicar más dosis de anestesia de la recomendada.
  • Anestesia compuesta por medicamentos a los que el paciente tiene alergia.

La principal consecuencia de las prácticas indicadas son las afectaciones en las raíces nerviosas y lesiones medulares, dando lugar a graves secuelas como pérdida en la sensibilidad de las piernas, pérdida en la fuerza de las piernas, paraplejia o la incontinencia fecal, entre otros.

Muchas de las situaciones descritas también tienen lugar porque los profesionales sanitarios no han tenido en cuenta varios efectos secundarios desde la primera aplicación o no han actuado rápidamente tras los primeros síntomas.

Así, actuar con rapidez por parte de los profesionales sanitarios puede revertir situaciones que, de tardar, se convertirán en patologías crónicas.

Por tanto, un adormecimiento extremo de las piernas tras la inyección de la epidural, fuertes mareos, dolor punzante extremo o dolor que se desplaza hacia la zona de las cervicales pueden ser unos de los indicativos de que el suministro de la epidural no se ha realizado correctamente.

¿Qué documentos tengo que solicitar para reclamar por negligencia médica?

Si consideras que eres víctima de una negligencia médica en epidural durante el parto tienes que solicitar copia completa de la historia clínica a contar desde un mes antes del parto aproximadamente y en la que se tendrán que incluir, como mínimo, los siguientes documentos:

negligencia epidural en parto

  • Consentimiento informado de anestesia.
  • Informe quirúrgico/de parto.
  • Informe de epidural, en el que se tendrá que detallar: (1) hora en que se inyecta la epidural; (2) dosis y composición de epidural suministrada; (3) zona en la que se inyecta la epidural; (4) posibles complicaciones.
  • Informe del tratamiento post-parto.
  • Informes de diagnóstico.

Además de los informes relacionados con el día del parto, el de días previos al parto (como el de consentimiento informado de anestesia, pues en ocasiones la visita al anestesista es en un plazo previo al día del parto), y el de días posteriores al parto pero que se sigue en situación de ingreso hospitalario, también serán necesarios los informes posteriores de control y diagnóstico.

¿Se puede reclamar una indemnización en el caso de negligencia médica por epidural durante el parto?

Sí. Toda negligencia médica da lugar a una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

En el caso que estamos tratando en el presente artículo, además de los daños sufridos y las secuelas físicas y/o psicológicas del mismo, también se podrá solicitar el reembolso de cantidades tenidas que pagar para fisioterapia o rehabilitación, adaptación de obras en casa, sillas de ruedas u otra ayuda técnica para el desplazamiento.

En definitiva, junto con la demanda se solicitará una indemnización que incluirá no únicamente las secuelas físicas y/o psíquicas derivadas de la negligencia médica sino también el reembolso de aquellos gastos realizados a consecuencia de la misma.

¿Qué hacer si he sufrido una negligencia médica?

Si consideras que tu situación encaja en una de las descritas a lo largo del presente artículo, o que podría encajar en una actuación negligente por parte de los profesionales sanitarios que te han atendido, no dejes pasar la oportunidad de reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que te han ocasionado.

Ponte en contacto con un abogado especialista en negligencias médicas para que estudie tu asunto detalladamente, junto con un perito médico, y te indique tanto las posibilidades de actuación como la viabilidad para iniciar una reclamación por daños y perjuicios.

No olvides que los plazos son muy breves y que, transcurrido el plazo, aunque se confirme la existencia de negligencia médica ya no se podrá reclamar una indemnización ni exigir responsabilidades a los profesionales sanitarios. Pulsando aquí podrás leer un artículo sobre los plazos legalmente establecidos para iniciar el procedimiento correspondiente.

Desde el departamento de Derecho Sanitario de Expert Abogados podemos ayudarte en tu asunto y reclamar la indemnización por daños y perjuicios ocasionados que te corresponda.

Mi nombre es Marina Alaminos y soy abogada especializada en negligencias médicas.

Contactar ahora con Marina aquí:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*
Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *