Incapacidad permanente por negligencia en el parto

Incapacidad por negligencia en parto

Incapacidad permanente por negligencia en el parto

En términos generales, estamos ante una negligencia médica cuando un profesional sanitario no actúa conforma al conjunto de prácticas médicas aceptadas para el ejercicio de la profesión, causando así una lesión al paciente. La lesión sufrida por parte del paciente puede dar lugar a una situación incapacitante, motivo por el cual en el presente artículo hablaremos sobre la incapacidad permanente por negligencia en el parto. 

Es fundamental el trato recibido por la madre durante el trabajo de parto, tanto en las técnicas para el deslumbramiento como en los fármacos utilizados. Cualquier error puede tener efectos irreversibles sobre la madre y estos efectos irreversibles también pueden perjudicar a su profesión habitual o incluso a toda profesión, dando lugar al reconocimiento de una incapacidad permanente.

Una de las particularidades sobre el reconocimiento de incapacidad permanente por negligencia en el parto es que, a la hora de solicitar la indemnización por los daños y perjuicios ocasionados, esta comprenderá tanto los daños derivados directamente de la negligencia médica como una indemnización por la imposibilidad de desarrollar la profesión habitual o cualquier profesión.

¿Qué es una incapacidad permanente? 

La incapacidad permanente es la situación del trabajador que tiene derecho a cobrar una pensión porque no puede desarrollar su profesión habitual, o cualquier profesión, con motivo de patología o lesión que se lo impida.

Así, los daños producidos durante el parto pueden llegar a ser de tal magnitud que pueden suponer la imposibilidad de desarrollar el trabajo habitual, o cualquier trabajo y, en consecuencia, el reconocimiento de una incapacidad permanente.

Lesiones incapacitantes más frecuentes por negligencia en el parto

Entre las lesiones más graves que pueden suceder durante el parto son todas aquellas relacionadas con la epidural.

En un artículo anterior ya estuvimos tratando la negligencia médica por epidural en el parto (puedes consultarlo pulsando aquí). Entre los motivos por los cuales puede haber una negligencia médica por la administración de epidural destacan los siguientes:

  • Aplicar más dosis de anestesia de la recomendada.
  • Anestesia epidural mal suministrada, esto es, cuando no se inyecta en el lugar adecuado para ello.
  • Anestesia compuesta por medicamentos a los que el paciente tiene alergia.

Las principales consecuencias de las prácticas indicadas son las afectaciones en las raíces nerviosas y lesiones medulares, dando lugar a graves secuelas como pérdida en la sensibilidad de las piernas, pérdida en la fuerza de las piernas, paraplejia o la incontinencia fecal, entre otros.

Este conjunto de secuelas, en función de la gravedad de las mismas, pueden dar lugar a una situación incapacitante, impidiendo o dificultando severamente el ejercicio de la profesión habitual o cualquier trabajo.

Documentación necesaria para reclamar una negligencia médica

Para poder estudiar el asunto en concreto e iniciar el procedimiento que corresponda en función del caso, es necesario disponer de la historia clínica completa.

La historia clínica está integrada por todos los documentos relacionados con la intervención médica en el que consta toda la información desde el primer ingreso/primera visita a urgencias hasta el alta médica.

Hay que tener claro que es obligación del hospital o de la clínica proporcionar a los pacientes copia de su historia clínica completa, siendo además un derecho de los pacientes reconocido por Ley.

En el caso de que el hospital o la clínica no quiera proporcionar los documentos médicos, como última instancia se podrá acudir a los Tribunales para ver satisfechos nuestros derechos.

Además, en el caso que estamos tratando en este artículo , también será necesaria la resolución por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social por la que se reconoce la incapacidad permanente o la Sentencia dictada en tal sentido cuando haya sido necesario acudir a los tribunales.

Indemnización por reconocimiento de incapacidad permanente por negligencia en el parto

Toda negligencia médica da lugar a una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.incapacidad por negligencia en parto

Como hemos mencionado anteriormente, el reconocimiento de una incapacidad permanente por negligencia médica en el parto da lugar a una indemnización que comprende tanto el monto de los daños ocasionados por la negligencia médica más una cantidad con motivo del reconocimiento de la incapacidad.

Por lo tanto, en la demanda se solicitará una indemnización que incluirá no únicamente el importe de las secuelas físicas o psíquicas derivadas de la negligencia médica sino también un importe con motivo del reconocimiento de la incapacidad permanente.

¿Qué hacer si he me han reconocido una incapacidad permanente por negligencia en el parto?

Si has sufrido una negligencia médica en el parto y como consecuencia de las lesiones sufridas te han reconocido una incapacidad permanente, no dejes pasar la oportunidad de reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que te han ocasionado.

Ponte en contacto con un abogado especialista en negligencias médicas para que estudie tu asunto detalladamente, junto con un perito médico, y te indique tanto las posibilidades de actuación como la viabilidad para iniciar una reclamación por daños y perjuicios.

No olvides que los plazos son muy breves y que, transcurrido el plazo, aunque se confirme la existencia de negligencia médica ya no se podrá reclamar una indemnización ni exigir responsabilidades a los profesionales sanitarios.

Pulsando aquí podrás leer un artículo sobre los plazos legalmente establecidos para iniciar el procedimiento correspondiente.

Desde el departamento de Derecho Sanitario de Expert Abogados podemos ayudarte en tu asunto y reclamar la indemnización por daños y perjuicios ocasionados que te corresponda.

Mi nombre es Marina Alaminos y soy abogada especializada en negligencias médicas.

Contactar ahora con Marina aquí:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*
Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *