Saltar al contenido

Contacta con nosotros

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Inicio » Violencia obstétrica en el parto

Violencia obstétrica en el parto

violencia obstetrica parto

Violencia obstétrica en el parto

Uno de los conceptos más recientes de los que se habla en España, en cuanto a negligencias médicas se refiere, es el de la «violencia obstétrica en el parto«.

En este artículo os voy a explicar qué es la violencia obstétrica en el parto, cuáles son las prácticas más frecuentes y cómo reclamar.

¿Qué es la violencia obstétrica en el parto?

La violencia obstétrica en el parto se refiere a cualquier acción u omisión por parte del personal médico o sanitario que cause daño físico o psicológico a la madre y/o al recién nacido durante el proceso del parto.

Este tipo de violencia puede manifestarse en forma de presión excesiva para someter a la madre a procedimientos innecesarios o peligrosos, la negación del derecho a la información y al consentimiento informado, la falta de atención a las necesidades médicas básicas de la madre o del recién nacido, o la de atención médica adecuada en situaciones de emergencia.

En España, la Ley de Autonomía del Paciente reconoce el derecho de la mujer a la información y al consentimiento informado durante todo el proceso del parto.

Además, la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo establece la obligación de garantizar una atención sanitaria de calidad en el ámbito de la salud sexual y reproductiva, lo que incluye el proceso del parto.

violencia obstetrica parto

¿Qué prácticas se consideran violencia obstétrica?

Detectar la violencia obstétrica en el parto no es tarea sencilla, ya que a menudo se manifiesta de manera sutil o encubierta.

Sin embargo, hay algunos signos que pueden indicar que se ha producido violencia obstétrica en el parto, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Intervenciones innecesarias: si la madre es sometida a procedimientos innecesarios, como una cesárea, episiotomía o uso de fórceps, sin su consentimiento o sin que se hayan agotado previamente otras opciones, puede ser un indicio de violencia obstétrica.
  • Tratamiento inhumano o degradante: si la madre es sometida a trato inhumano o degradante, como ser obligada a permanecer acostada en una posición incómoda durante horas, no tener acceso a comida o agua, o no tener derecho a recibir visitas de sus familiares, puede ser un indicio de violencia obstétrica.
  • Falta de atención médica adecuada: si la madre o el recién nacido no reciben atención médica adecuada en situaciones de emergencia, o si no se les proporciona el seguimiento médico necesario después del parto, puede ser un indicio de violencia obstétrica.
  • Falta de información: si la madre no ha recibido información clara y detallada sobre el proceso del parto, los procedimientos a los que será sometida, sus derechos y opciones, puede ser un indicio de violencia obstétrica.
  • Falta de respeto: si el personal médico o sanitario trata a la madre de manera despectiva, o no la escucha o no la involucra en las decisiones importantes relacionadas con el parto, puede ser un indicio de violencia obstétrica.

En cualquier caso, si como madre o familiar tienes dudas o sospechas de que se ha producido violencia obstétrica en el parto, ponte en contacto con un abogado especializado en negligencias médicas en el parto, estudiará tu caso y te asesorará desde el principio.

¿Se puede reclamar una indemnización?

Si debido a la violencia obstétrica en el parto se han producido daños físicos o psíquicos, sí se podrá reclamar una indemnización.

Para reclamar una indemnización por negligencia médica en el parto, es necesario recopilar pruebas que demuestren que se ha producido una negligencia médica. Esto puede incluir informes médicos, informes psicológicos, testimonios de testigos presenciales, fotografías o grabaciones del parto, entre otras pruebas.

parto violencia obstetrica

¿Qué hacer si soy víctima de negligencia médica en el parto?

Si crees que has sido víctima de violencia obstétrica y se te han causado unos daños físicos o psíquicos derivado de ello, no dejes pasar la oportunidad de reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que han causado.

La violencia obstétrica en el parto es un problema real en España. Puede tener consecuencias graves para la salud física y psicológica de la madre y del recién nacido.

Ponte en contacto con un abogado especialista en negligencias médicas. Estudiará tu asunto detalladamente, junto con un perito médico, y te indique tanto las posibilidades de actuación como la viabilidad para iniciar una reclamación.

No olvides que los plazos son muy breves y que, después de éstos, aunque se confirme la existencia de negligencia médica ya no se podrá reclamar una indemnización ni exigir responsabilidades a quien corresponda.

Desde el departamento de Derecho Sanitario de Expert Abogados podemos ayudarte en tu asunto. Reclamaremos la indemnización por daños y perjuicios ocasionados que te corresponda.

Mi nombre es Marina Alaminos y soy abogada especializada en negligencias médicas.

Contactar ahora con Marina aquí:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*
Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.