Cómo desahuciar a un inquilino sin contrato

Cómo desahuciar a un inquilino sin contrato

Aclaración de conceptos

Antes de hablar de desahucio conviene dejar claros algunos conceptos, para evitar imprecisiones.

Así, en la práctica habitual se mezclan tres conceptos que son distintos: me refiero a inquilino, okupa y precarista.

Inquilino

Un inquilino es una persona que ha alquilado una vivienda o local (u otro tipo de inmueble). Por tanto, está obligado a pagar una renta. El contrato de arrendamiento puede ser escrito o verbal.

Okupa

Un okupa es una persona que ha entrado en una vivienda o local sin el consentimiento del propietario. Por tanto, no hay un contrato de arrendamiento que una al okupa con el propietario.

Precarista

Un precarista es una persona que tiene derecho a vivir gratis en una vivienda porque así se lo ha permitido el propietario. El contrato de precario puede ser verbal o escrito.

Por tanto, en este post voy a hablarte de inquilinos exclusivamente.

Es decir, voy a hablarte de cómo desahuciar a un inquilino cuando no habéis firmado un contrato de arrendamiento, y posteriormente ha dejado de pagar.

Contrato de arrendamiento verbal y escrito

La ley española permite que los contratos de arrendamiento sean tanto escritos como verbales.

En concreto lo permite el código civil.

Por tanto, si no has realizado un contrato por escrito, en realidad no estás sin contrato, sino que tu contrato es perfectamente válido. Lo que sucede es que es un contrato verbal.

Desahucio inquilino sin contrato

Pero es totalmente válido.

Por tanto, si no tienes contrato escrito pero sí verbal, es perfectamente posible interponer una demanda de desahucio express frente a tu inquilino.

Y en esa demanda puedes reclamar tanto el desahucio como las rentas que no te ha pagado.

Y, demás, también se pueden reclamar las costas del proceso, es decir, lo que te vas a gastar en abogado y procurador.

La prueba en los contratos verbales

En los procesos judiciales de desahucio por impago de alquiler conviene  probar dos cosas: que no se ha pagado la renta y que existe un contrato (aunque sea verbal).

La prueba del impago

Normalmente quien pone la demanda (que en este caso será tu abogado) tiene que probar lo que dice en la demanda.

es decir, tendríamos que probar que no nos han pagado.

Pero digo «normalmente» porque en los procesos de desahucio no es así.

es decir, en los procesos de desahucio por impago es el inquilino quien tiene la carga de la prueba.

Por tanto, al poner la demanda, nosotros reclamamos determinadas mensualidades de renta (las que nos hayas dicho que no te han pagado), y es el inquilino quien tiene que probar que te las ha pagado.

Y como no podrá probarlo, pues le condenarán a ser desahuciado y a pagarte dicha cantidad de dinero.

La prueba del contrato

Y aquí es donde está verdaderamente la dificultad.

Se puede poner la demanda diciendo que hay un contrato verbal, pero si la parte contraria lo niega, entonces el propietario perdería el juicio, por lo que es esencial que el abogado del propietario logre probar que el contrato de arrendamiento verbal existe, es decir, que existió un acuerdo verbal entre el propietario y el inquilino para alquilarle la vivienda o el local.

Y también hay que probar la renta mensual.

Y como digo, esta es la mayor dificultad, porque no siempre es sencillo probarlo.

Medios de prueba

Cuando no hay contrato de arrendamiento por escrito, pero sí verbal, hay que probarlo.

Recibos bancarios

Hoy en día el principal modo de prueba son los recibos bancarios, pero para ello es necesario que el inquilino haya estado pagando por banco.

Así, si el inquilino pagó la fianza por banco, ha pagado las rentas por banco, etc. y en dichos recibos consta su nombre, el concepto, etc., ello por sí mismo ya es un indicio más que suficiente de que existe un contrato de arrendamiento.

Emails y whatsapp

Normalmente el inquilino y el propietario intercambian mensajes por email o por whatsapp, en los que el propietario le reclama al inquilino la renta.

Pues bien, es importante aportar dichos documentos en la demanda.

Testigos

Otro medio de prueba habitual es la prueba de testigos, que se podrá utilizar en el acto del juicio.

Normalmente son vecinos que testifican a favor del propietario sobre que la persona demandada es la que normalmente habita en la vivienda propiedad del propietario.

Desde el departamento de desahucios de inquilinos de Expert Abogados podemos ayudarte en tu asunto y ayudarte a recuperar tu vivienda o local en el menor tiempo posible, gracias a nuestra especialización.

Mi nombre es Eduardo Fernández-Fígares y soy abogado especializado en desahucios de inquilinos.

Contactar ahora con Eduardo aquí:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*
Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *